Fisura de labio y/o paladar hendido

acosta-labio-leporino-paladar-hendido

Conocido como labio leporino, fisura labial, paladar hendido o fisura palatina, este defecto es congénito y consiste en una hendidura o separación en el labio superior y/o paladar.

El paladar hendido se produce durante las primeras 12 semanas del desarrollo (embarazo) y como  un proceso de fusión incompleto entre los procesos maxilar y nasomedial del embrión. Es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes (con el 15% del total de malformaciones congénitas).

  • Labio fisurado:
    El labio fisurado se puede desarrollar en conjunto con el paladar hendido (palatosquisis) y es una deformidad congénita causada por el desarrollo facial incompleto durante la gestación. Normalmente incluye el labio superior, donde se presenta una hendidura hasta la prolongación bilateral que incliye el hueso del maxilar, el paladar y llega a veces incluso hasta la úvula o campanilla. El labio leporino se causa por el crecimiento descompensado de los dos lados del labio (durante los tres primeros meses de embarazo).
  • Paladar hendido:
    El paladar hendido es una condición en la que la pared superior de la boca o paladar presenta una grieta o fisura que comunica la boca con la cavidad nasal. En la mayoría de los casos se presenta junto con el labio leporino y es frecuente que presente una campanilla dividida o bífida.

La forma en que se evidencia el labio leporino es muy variada, va desde casos en que se nota muy poco hasta pacientes que tienen un importante desfiguramiento.

El tratamiento de esta patología requiere de varias etapas quirúrgicas por lo que la relación entre el cirujano y la familia será de varios años (hasta completar el desarrollo).

No se puede concebir tratar a estos niños si no es dentro del contexto de un equipo multidisciplinario afiatado y con experiencia en el tema, ya que debe interrelacionarse el actuar del odontopediatra, otorrinolaringólogo, genetista, ortodoncista y fonoaudiólogo por nombrar algunos.

El objetivo final es conseguir un resultado estético facial y oral lo más armónico posible, junto con una voz normal o muy cercana a ella.

Las primeras cirugías son fundamentales en el resultado final que se logrará y en el éxito de su inserción en el ambiente escolar.

El cronograma quirúrgico es el siguiente (a grandes rasgos).

image002 image00412389

  1. Cierre de labio
    Se opera a partir de los 3 meses, bajo anestesia general y puede ser ambulatoria en algunos casos.
  2. Cierre de paladar
    Según el área afectada se operará entre los 6 – 18 meses de vida, es recomendable mantener un día hospitalizado.
  3. Rinoplastía Alar
    Alrededor de los 4-5 años es necesario realizar en la mayoría de los pacientes (80% según estadísticas del Ministerio de Salud año 2013), una rinoplastía. Es ambulatoria.
  4. Colocación de colleras
    Los niños con fisura del paladar muy habitualmente desarrollan otitis media a repetición secundaria a su alteración anatómica de base, por ello el otorrinolaringólogo colocará bajo anestesia general unos tubitos que disminuirán este problema. Se efectúa a los 4 años aproximadamente y es ambulatoria.
  5. Cierre de encía
    En los pacientes que lo requieran, se tomará hueso de la cadera para interponer en la zona que le falta para poder lograr que salga el diente canino y luego poder hacer la rehabilitación oral con ortodoncia (frenillos). Es recomendable mantener hospitalizado un día y se hace alrededor de los 9 años.
  6. Faringioplastía
    La cirugía de paladar efectuada en manos experimentadas no debería tener más de un 10% de Insuficiencia Velofaríngea (voz gangosa), si no es posible mejorarlo con la terapia fonoaudiológica, requerirá una intervención en la zona de la faringe (garganta), la edad en la que se realiza es más variable pero generalmente cercano a los 5-6 años.
  7. Rinoplastía definitiva
    La nariz siempre está comprometida en estos pacientes y la alteración se acentuará con el desarrollo acelerado que este órgano presenta durante la pubertad, por eso es necesario, una vez finalizado esta etapa, proceder a corregirla.