Nevus o Lunares

Los Nevus, son lesiones de piel que implican un cambio en su coloración y se deben a un crecimiento exagerado de alguno de sus componentes, los más frecuentes son los constituidas por el crecimiento de células llamadas melanocitos y son los que la gente conoce como lunares. Lo más habitual es que vayan apareciendo con la edad y crezcan paulatinamente, especialmente en las zonas más expuestas al sol, sin embargo un pequeño número de personas nacen con ellos (nevus melanocítico congénito y que se daría en 1 % de los recién nacidos de raza blanca).

No sólo constituyen un problema estético, existe un riesgo de malignización que generalmente preocupa a los padres, se estima que éste sería cercano al 7 – 10 % aunque hay reportes que hablan de un 20% (este riesgo sería mayor en aquellos que están presentes desde el nacimiento y en los que son de mayor tamaño). Con el transcurso de los años estos nevus congénitos no sólo crecen sino que también sufren la aparición de pelos, nódulos engrosamiento importante de la piel.

No todos los Nevus deben ser extirpados y la decisión debe ser hecha por un especialista, idealmente el dermatólogo ya que existen diversos tipos: Spitz (de coloración rojiza), azul (color azul o negro oscuro), Jadassohn (son amarillos o anaranjados), halo Nevus (tienen una zona más clara alrededor), Nevus epidérmico, etc.

DSCN2062-300x224 ojos12345

DSCN1938-300x224IMG_8159-300x224